Cómo lavar un edredón correctamente


Imagínate esto: estás acurrucado en la cama, envuelto en tu edredón favorito. Es cálido, acogedor y te hace sentir como si estuvieras durmiendo en una nube. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo mantener esa sensación de nube esponjosa por más tiempo? La respuesta es simple: ¡lava tu edredón! Sí, nos oíste bien. Lavar regularmente tu edredón no solo lo mantiene fresco y limpio, sino que también puede prolongar su vida útil. Descubre cómo lavar un edredón correctamente

En este artículo, lo guiaremos a través de los pasos para lavar su edredón como un profesional. Entonces, ¡comencemos!

Cómo lavar un edredón correctamente
Cómo lavar un edredón correctamente

Cómo lavar un edredón

1. Verifique la etiqueta de cuidados

Antes de comenzar a tirar el edredón en la lavadora, tómese un minuto para revisar la etiqueta de cuidado. Puede parecer una tarea aburrida, pero confía en nosotros, ¡es importante! La etiqueta de cuidado le dirá todo lo que necesita saber sobre cómo lavar su edredón sin dañarlo.

Eche un vistazo a los símbolos en la etiqueta: al principio pueden parecer jeroglíficos, pero en realidad tienen mucho sentido. Le dirán qué temperatura usar, qué ciclo seleccionar y si debe limpiar en seco o lavar a mano su edredón.

Si su edredón no tiene una etiqueta de cuidado o está descolorido más allá del reconocimiento, no entre en pánico. Siempre puedes buscar las instrucciones del fabricante en línea o pedir consejo a un limpiador profesional.

Pero hagas lo que hagas, ¡no te saltes este paso! Confía en nosotros, es mejor prevenir que lamentar cuando se trata de lavar tu amado edredón.

2. Preparándose para lavar

Después de revisar la etiqueta de cuidado y determinar las instrucciones de lavado adecuadas para su edredón, el siguiente paso es prepararlo para el lavado.

Hay algunos pasos importantes a seguir para asegurarse de que su edredón se limpie de manera efectiva y sin daños.

En primer lugar, si hay manchas en su edredón, es una buena idea limpiarlas antes de lavarlas.

Use un quitamanchas o una mezcla de bicarbonato de sodio y agua para frotar suavemente la mancha. Asegúrate de no frotar demasiado fuerte, ya que esto puede dañar la tela. En segundo lugar, revise su edredón en busca de rasgaduras o agujeros, y repárelos antes de lavarlo.

Esto es importante, ya que no desea empeorar ningún daño existente durante el ciclo de lavado. Use una aguja e hilo, o parches de hierro para reparar las áreas dañadas.

En tercer lugar, asegúrese de que está utilizando una lavadora de gran capacidad.

Los edredones son voluminosos, por lo que es importante usar una máquina con un tambor lo suficientemente grande como para acomodar el edredón cómodamente.

Si su edredón está abarrotado en la máquina, no se lavará ni secará correctamente. Por último, elige un detergente suave que sea adecuado para tejidos delicados. Evita usar lejía o suavizantes de telas, ya que pueden dañar el relleno y la tela de tu edredón.

Al seguir estos pasos, estará bien encaminado para lavar su edredón como un profesional.

En la siguiente sección, nos sumergiremos en el proceso de lavado real.

3. Lavar el edredón

Muy bien, es hora de ir al meollo de la cuestión de lavar tu edredón.

¡Sigue estos sencillos pasos y tendrás un edredón recién lavado en muy poco tiempo!

  1. Lo primero es lo primero, carga tu edredón en la lavadora. Asegúrate de que esté repartido uniformemente y no amontonado, de lo contrario, no se lavará correctamente.
  2. Vierta un detergente suave para ropa que haya elegido, siguiendo las instrucciones en el paquete. No te excedas, ya que demasiado detergente para la ropa puede hacer que se acumulen residuos en el relleno.
  3. Seleccione un ciclo suave, como «delicado» o «lavado a mano», y use agua fría o tibia. Evite el agua caliente, ya que puede dañar el relleno y la tela de su edredón.
  4. Siéntese y relájese mientras la máquina lava su edredón. Puede llevar un tiempo, ya que los edredones son pesados ​​y requieren un ciclo de lavado más largo que la ropa normal.
  5. Una vez que se complete el ciclo, ejecuta otro ciclo de enjuague para asegurarte de eliminar todos los residuos de jabón del edredón. Es posible que deba hacer esto un par de veces para estar seguro.
  6. Cuando saque su edredón de la máquina, resista la tentación de torcerlo o escurrirlo. Esto puede dañar el relleno y hacer que se formen grumos.
  7. Ahora, es hora de secar tu edredón. Puede secarlo al aire libre (si el clima lo permite) o usar una secadora a baja temperatura. Agregue algunas pelotas de tenis limpias o pelotas de secadora a la secadora para ayudar a esponjar el relleno y evitar que se aglomere.

Y ahí lo tienes: un edredón limpio y esponjoso listo para acurrucarte una vez más. ¿No fue fácil?

Secar un edredón

Una vez que hayas lavado el edredón, es importante secarlo correctamente para evitar dañar el relleno y la tela. Puedes secar el edredón al aire libre o usar una secadora a baja temperatura.

Si elige secar al aire, cuélguelo en un área bien ventilada y evite la luz solar directa, que puede hacer que los colores se desvanezcan.

Si está usando una secadora, agregue algunas pelotas de tenis limpias o pelotas para secadora para ayudar a esponjar el relleno y evitar que se aglomere. Esto también ayudará a que tu edredón se seque más rápido y de manera más uniforme.

Mientras se seca el edredón, revíselo con frecuencia para asegurarse de que no se sobrecaliente ni se dañe. Si usa una secadora, sáquela cada 30 minutos y esponjela para que se seque de manera uniforme y no se formen grumos.

Ten paciencia, ya que secar un edredón puede llevar un tiempo, especialmente si es grueso o pesado. Evita subir la temperatura, ya que esto puede dañar el relleno y la tela de tu edredón.

Una vez que su edredón esté completamente seco, guárdelo en un lugar seco y fresco.

Evite doblarlo con fuerza o guardarlo en una bolsa de plástico, ya que esto puede causar la formación de moho. En su lugar, use una bolsa de tela transpirable o guárdela en un estante o en un armario.

¡Siguiendo estos pasos, te asegurarás de que tu edredón se seque correctamente y esté listo para consolarte!

Últimos retoques

Después de lavar y secar su edredón, hay algunos toques finales que puede agregar para que luzca y se sienta como nuevo nuevamente. Primero, esponja el edredón sacudiéndolo bien y distribuyendo el relleno uniformemente con las manos. Esto hará que se vea regordete y atractivo.

Si su edredón tiene arrugas, puede usar un vaporizador de mano o una plancha a temperatura baja para suavizarlas. Solo asegúrese de revisar primero la etiqueta de cuidado, ya que algunos edredones pueden no ser adecuados para planchar.

Considere agregar una funda de edredón a su ropa de cama.

Una funda no solo agrega un toque decorativo, sino que también protege su edredón del desgaste. También puede facilitar el lavado de su edredón en el futuro, ya que simplemente puede quitar la funda y lavarla por separado.

Finalmente, con su edredón limpio, fresco y acogedor, es hora de disfrutar de una buena noche de sueño.

Acurrúquese debajo de su edredón mullido y sienta la comodidad y la calidez que brinda.

Siguiendo estos sencillos pasos, tendrás un edredón limpio y cómodo que se ve y se siente como nuevo.

TE PUEDE INTERESAR: Las mejores bolsas para guardar edredones

Edredón versus funda nórdica: ¿cuál es la diferencia?

Si no está familiarizado con la terminología de la ropa de cama, puede preguntarse cuál es la diferencia entre un edredón y una funda nordica.

Si bien ambos son tipos de ropa de cama diseñados para mantenerlo cálido y acogedor, tienen algunas diferencias clave.

Un edredón es un tipo de manta acolchada rellena de materiales sintéticos o naturales, como plumón o algodón, y recubierta de tela. Los edredones suelen ser más gruesos y esponjosos que las mantas y se pueden usar solos o con una sábana superior.

Por otro lado, una funda nordica es un saco plano y suave relleno de plumas, plumón, lana o fibras sintéticas.

Está diseñado para usarse como inserto dentro de una funda removible, que generalmente está hecha de algodón o lino.

La funda nórdica se puede quitar y lavar por separado del inserto, lo que facilita su limpieza y mantenimiento.

En resumen, la principal diferencia entre un edredón y una funda nordica es que un edredón es un artículo de cama independiente, mientras que una funda nordica es un inserto que requiere una funda separada.

Además, los edredones suelen estar rellenos de materiales naturales como plumas o plumón, mientras que los edredones pueden estar rellenos de materiales sintéticos o una combinación de fibras naturales y sintéticas.

La elección entre un edredón y una funda nordica se reduce a las preferencias personales y a sus necesidades individuales de sueño.

Conclusión sobre cómo lavar un edredón correctamente

En conclusión, lavar un edredón puede parecer una tarea desalentadora, pero siguiendo estos sencillos pasos, puede asegurarse de que su edredón se mantenga limpio, fresco y acogedor en los años venideros.

Recuerde revisar la etiqueta de cuidado, use un detergente suave para ropa y seque su edredón adecuadamente para evitar dañar el relleno y la tela.

Con un poco de esfuerzo, puedes disfrutar de un edredón limpio y cómodo que mejora tu experiencia de sueño.

No olvide agregar algunos toques finales, como esponjar el relleno y agregar una funda de edredón, para que su edredón se vea y se sienta como nuevo.

Así que adelante, anímate y dale a tu edredón el amor y el cuidado que se merece. Serás recompensado con una noche de sueño reparador y una cama acogedora en la que no puedes esperar para acurrucarte. Esperamos haberle ayudado con este artículo sobre cómo lavar un edredón correctamente


Además de Cómo lavar un edredón correctamente, en Quemanualidades.com tenemos más temas interesantes que te pueden interesar: